Proponen que la salud humana y la salud ambiental sean atendidas en forma articulada

Proponen que la salud humana y la salud ambiental sean atendidas en forma articulada

Contaminados con metales pesados plantean que la atención médica vaya acompañada de la identificación y remediación de impactos ambientales y así como de la dotación de servicios de agua potable y alcantarillado.

La Plataforma Nacional de Afectados por Contaminación con Metales Pesados, conformada por pobladores de nueve regiones donde hay contaminación severa, planteó a los ministerios de Salud, Ambiente y Vivienda que la salud humana y ambiental vayan de la mano.

El representante awajún Norberto Wampucsag refiere las consecuencias del derrame de petróleo en Chiriaco.

Sus representantes indicaron que la atención médica a las víctimas por parte del Minsa no sea un acto aislado sino una acción concertada entre estos tres sectores, de manera que Ambiente monitoree, identifique y propugne la remediación de los sitios contaminados, al tiempo que vivienda brinde servicios de agua potable a las comunidades que sufren contaminación.

También solicitaron la creación de un presuesto para atender a las víctimas de contaminación con metales pesados, tal como existe para tratar a enfermos de TBC, Malaria y Sida.

Explicaron que actualmente los afectados son atendidos por los síntomas que presentan y no por los efectos de la contaminación por metales pesados. Agregaron que los niños de Pasco son traídos a Lima para mitigar sus males pero al volver a sus localidades nuevamente enferman  debido a que la contaminación persiste en la zona.

“Pedimos al ministerio de Vivienda que nos dote de agua de calidad que por derechos nos corresponde. Nuestros recursos hídricos han sido dañados, nuestros animales acuáticos han sido extinguidos por la contaminación, los ríos han sido secados”, señaló el representante awajún Norberto Wampucsag, de la localidad de Chiriaco, en Bagua, donde han ocurrido derrames petroleros.

Igual postura tuvo Alfonso López, de la cuenca loretana del Marañón, donde existen impactos ambientales por derrame de petróleo en la localidad de Saramuro. Estos se produjeron en los años 2010, 2014 y 2015 y no hubo trabajo de remediación.

“Al plan de contingencia quieren llamarlo proceso de remediación. Además quienes han recogido el crudo han sido los comuneros con pagos efímeros y sin protección”, anotó.

La representante de Pasco, Gladys Mandujano, relató que en su región hay gente contaminada hasta con doce metales pesados y que sufren de anemia, leucemia y hemorragia nasal.

“Ellos pueden quedar en situación de incapacidad. Ahora nos hemos unido las víctimas de todo el país y no vamos a parar hasta conseguir políticas de salud humana para los contaminados”, afirmó.

Por su parte, Ismael Julón, representante de Cajamarca, dijo que tienen 372 afectados sin atención médica, y que se han identificados 1070 pasivos ambientales.

Mientras que Genaro Aguilar, de la cuenca del Rímac, refirió que la zona alta de esta cuenca está contaminada con arsénico, plomo y cadmio, y que estas aguas son las que llegan hasta La Atarjea. Refirió que en el año 2002, Digesa hizo un examen en cinco comunidades campesinas ubicadas en la cabecera de cuenca del Rímac y detectó 200 contaminados.

Las propuestas han sido presentadas a la viceministra de SaludMaría del Carmen Calle. La funcionaria se comprometió a evaluarlas y trabajarlas con el equipo técnico de la Plataforma Nacional de Afectados por Contaminación con Metales Pesados.

Deja un comentario